Superbacterias y la amenaza del uso de antibióticos en la agricultura animal

antibióticos en agricultura animal

A nivel mundial, el 73% de todos los antibióticos son usados en la agricultura animal, no en humanos. Esta práctica incrementa las infecciones resistentes a antibióticos, una de las mayores amenazas a la salud pública. Si estos fármacos pierden su efectividad, cualquier infección pone en riesgo nuestra vida. Por fortuna, como consumidores podemos acelerar el cambio. 

Lo que comemos impacta nuestra salud no solo por los nutrientes que contiene, sino también por la manera en la que es producida. 

La mayoría de los animales de granja son criados con la asistencia de antibióticos durante la mayor parte de sus vidas. 

Junto con la prescripción inapropiada en la medicina humana (lo cual es común), el uso desmesurado de antibióticos en la agricultura animal está ligado al alza de infecciones causadas por superbacterias, bacterias que resisten los efectos de estos fármacos.

Cada año, 700,000 personas mueren por infecciones en las que ningún antibiótico fue efectivo. Si seguimos en el camino actual, en el 2050 se espera que el número de muertes llegue a 10 millones, más que las muertes actualmente causadas por cáncer. 1fuente 

La Organización Mundial de la Salud enlista a la resistencia a antibióticos como una de las 10 principales amenazas a la salud global, junto con cambio climático y enfermedades crónicas prevenibles como diabetes y enfermedad cardiovascular.2fuente  

Nos acercamos a un futuro sin antibióticos efectivos en el que retornamos a la época en la que someterse a una cirugía o una infección causada por una cortada pone en riesgo nuestra vida. 

Al votar con nuestro bolsillo, al decidir qué alimentos comprar y cuáles no, nosotros como consumidores cumplimos un rol en moldear este futuro. 

 

¿Por qué se usan antibióticos en la agricultura animal? 

Casi toda la carne que encuentras en el típico supermercado (incluyendo al pescado de acuacultura) es criada con el uso de antibióticos, una práctica que comenzó hace más 70 años, que se estableció como la norma en la agricultura animal y que sigue expandiéndose a nivel global.3fuente 

Globalmente, el 73% de todos los antibióticos son usados en la agricultura animal, más de 60,000,000 kilos anuales. Usamos más antibióticos para criar animales que para tratar a humanos enfermos.4fuente 

uso global de antibióticos en agricultura animal
Uso de antibióticos para agricultura animal a nivel global. Entre más grande el círculo, mayor el uso. En orden de mayor a menor, estos son los países con mayor uso: 1) China, 2) Estados Unidos, 3) Brasil, 4) India, 5) España, 6) Alemania, 7) México, 8) Argentina. Fuente  

Se espera que en los próximos 10 años el uso de antibióticos en animales de granja siga incrementando, particularmente en países en vías de desarrollo.5fuente

Veamos tres ejemplos concretos: 

  • Estados Unidos usa 3 veces más antibióticos en animales de granja que en humanos: 11,600 toneladas vs. 3,500 toneladas.6fuente, fuente
  • España usa 5.5 veces más: 2,700 toneladas en animales y 490 toneladas en humanos.7fuente, fuente
  • Chile usa 41 veces más –no es un error de dedo–: 804 toneladas en animales (la mayoría para salmón de granja) y 19.5 toneladas en humanos.8fuente, fuente

uso de antibióticos en animales y humanos

Para entender porque se les da antibióticos necesitamos entender cómo se produce la carne que se nos vende. 

La carne del típico supermercado viene de una fábrica, de una línea de producción que hasta cierto punto es indistinguible de la línea de producción de un automóvil. Es carne “industrial”.

En estas fábricas cientos de animales viven en espacios diminutos donde apenas y pueden moverse y donde son alimentados dietas antinaturales de cereales y leguminosas –una dieta equivalente a una dieta de chatarra en humanos–. Estas condiciones propician infecciones. 

En lugar de mejorar sus condiciones de vivienda (lo que significaría producir menos carne), a los productores les resulta más económicamente viable darles antibióticos de forma preventiva. 

¿Desde cuando los antibióticos se usan para prevenir infecciones? Su función es tratarlas una vez que aparecen, no prevenirlas. 

Esto sería como ir a un hospital y en lugar de tener un cuarto para ti mismo, te encierran con 20 personas más y, por si acaso, les dan antibióticos a todos. 

Otra manera en que los antibióticos se usan en la agricultura animal es de manera metafiláctica, es decir, si un animal se llegará infectar (algo común dado cómo viven), en lugar de tratar solo a ese animal, se trata a todo el rebaño.

Regresando a la analogía anterior, es como si tu te enfermarás y en lugar de darte antibióticos únicamente a ti, también se les da a las otras 20 personas que viven contigo en el cuarto para que no los contagies. Sale más barato medicar a todos que darles un cuarto a cada quien. 

El uso de antibióticos también les permite a los animales crecer más rápido, no porque los antibióticos en sí los hagan crecer, si no porque los productores pueden atiborrarlos de comida sin riesgo a que se enfermen.

Sin antibióticos, las fábricas animales no funcionarían.

Sin antibióticos, las fábricas animales no pudieran producir carne barata. 

Dar antibióticos es la manera floja de tapar un problema: criar animales en condiciones no humanas. 

Y como suele suceder, al tapar un problema, se crea otro. 

El uso innecesario, desmesurado e irresponsable de antibióticos en la agricultura animal representa una amenaza a la salud pública: propicia infecciones resistentes a antibióticos en humanos.9fuente, fuente, fuente 

La resistencia a antibióticos es una de las 10 principales amenazas a la salud global, junto con el cambio climático.10fuente 

Lo peor de todo es que de la misma forma que hemos sabido durante décadas de la amenaza y peligro del cambio climático, también hemos sabido durante más de 40 años de la amenaza y peligro de usar antibióticos en la crianza de animales. Aunque, como suele suceder, el saber no siempre lleva a cambios.11fuente 

Este es uno de los muchos precios que pagamos por carne barata.

 

Superbacterias y la crisis de antibióticos 

Nos enfrentamos a dos problemas: 

  • Un incremento de superbacterias resistentes a antibióticos
  • Una falta de desarrollo de nuevos antibióticos

Tenemos más ataque y menos defensa. 

Hablemos del primer problema. 

A diferencia de otros fármacos, los antibióticos son únicos en el sentido que pierden eficacia a través del tiempo. Entre más se usan, más pierden efectividad. 

Tu uso de una clase de antibióticos afecta la habilidad de todas las demás personas de usar ese mismo antibiótico. 

Nuestro uso de antibióticos afecta la habilidad de nuestros hijos y nietos de usarlos.

El despilfarrador uso de antibióticos en la agricultura animal afecta nuestra habilidad como sociedad de usarlos.

¿A qué se debe esto? 

A que las bacterias, al estar frecuentemente expuestas al mismo tipo de antibióticos, poco a poco aprenden a defenderse hasta que eventualmente el antibiótico ya no les hace daño, es decir, se hacen resistentes. 

De la misma forma que a través de miles de años evolucionamos para adaptarnos a nuestro entorno –tal y como desarrollar la habilidad de digerir leche–, las bacterias también evolucionan para adaptarse a la presencia de antibióticos. 

La diferencia es que las bacterias lo hacen órdenes de magnitud más rápido, necesitan solo unos cuantos meses o años para desarrollar resistencia.12Ve este excelente video de la escuela de medicina de Harvard para que te des una idea de la velocidad en la que las bacterias adquieren resistencia.

Por ejemplo, en el 2010 se introdujo al mercado ceftaroline. En el 2011 ya existían bacterias resistentes a este antibiótico.13fuente Hay bacterias resistentes a prácticamente todos los antibióticos que se han desarrollado. Es un proceso natural e inevitable. 

Cuando las bacterias se hacen resistentes a 3 o más clases de antibióticos, se les llama superbacterias. Estas bacterias crecen en granjas que usan antibióticos para criar animales, van al agua, al polvo y a la misma carne del animal que nosotros compramos. 

En Estados Unidos, en el típico supermercado, encontrarás superbacterias en 2 de cada 5 paquetes de pavo, pollo y puerco, o en 1 de cada 4 paquetes sin agregamos la carne de res.14fuente, fuente, fuente, fuente, fuente 

En España, la mitad de los productos de puerco analizados en un estudio contenían superbacterias.15fuente 

1 de cada 4 paquetes de carne están contaminados con superbacterias 

paquete de pollo

Estamos en una carrera contra las bacterias: ellas desarrollan resistencia contra los antibióticos que descubrimos y nosotros tratamos de encontrar nuevos antibióticos para los cuales no tienen defensas. 

Aquí entra el segundo problema: hay una falta de desarrollo de nuevos antibióticos. 

En los últimos 20 años, insuficientes antibióticos han salido al mercado. ¿Por qué? Por un lado, porque no es la mejor inversión económica para las compañías farmacéuticas: cuesta 1-2 mil millones de dólares y alrededor de 10-12 años sacar un nuevo antibiótico al mercado, y no hay garantía de que será rentable.16fuente ,fuente, fuente Por otro lado, porque las bacterias desarrollan resistencia antes de que el antibiótico sea aprobado para venderse (recuerda que las bacterias pueden desarrollar resistencia en un lapso de unos cuántos años y que para que un nuevo fármaco salga al mercado se necesita pasar por estudios rigurosos que tardan hasta 10-12 años). 

Además, el uso de antibióticos es infrecuente y breve: los usamos durante 5-10 días cada 5-10 años. ¿Para qué crear un fármaco que será usado tan poco? Las compañías mejor invierten su tiempo y dinero en medicamentos para enfermedades crónicas que se usan todos los días, aquellos para diabetes y enfermedad cardiovascular.

En el 2018, solo 4 de las 20 compañías farmacéuticas más grandes invierten en crear nuevos antibióticos.17fuente

Número de antibióticos desarrollados y aprobados a través del tiempo
Fuente

Las bacterias desarrollan resistencia mucho más rápido que nuestra capacidad para crear nuevos antibióticos. 

Nuestros antibióticos están “en peligro de extinción”. Es imperativo protegerlos. No podemos esperar a que desarrollemos nuevos.

Si no los protegemos, se espera que en el 2050 el número de muertes causadas por infecciones resistentes a antibióticos llegue a 10 millones, más que las muertes actualmente causadas por cáncer.18fuente

Como individuos podemos ayudar en su protección al disminuir nuestra huella de antibióticos

 

Tu huella de antibióticos 

El claro que el cambio a nivel social no puede recaer en individuos, se necesitan legislaciones, legislaciones que restringen el uso de antibióticos de uso humano en la agricultura animal. Para que esto ocurra se necesita cambiar la raíz del problema, es decir, se necesita cambiar la forma en la que producimos carne. 

Como individuos podemos acelerar el cambio social mediante nuestras acciones. 

De la misma forma que cada uno de nosotros tiene una huella de carbono –todas nuestras actividades que directa o indirectamente emiten dióxido de carbono a la atmósfera–, cada uno de nosotros también tiene una huella de antibióticos: nuestras acciones que directa o indirectamente usan antibióticos. 19El término huella de antibióticos lo obtuve de este artículo 

Entre menor sea nuestra huella, mejor. 

huella de carbono y huella de antibioticos

 

Cómo reducir tu huella de antibióticos 

Reducir nuestra huella de antibióticos es usar menos de estos fármacos. 

La forma directa lograrlo es al reducir nuestro riesgo de infecciones bacterianas. Si no nos infectamos, no requerimos antibióticos.

La forma indirecta es mediante cambios en nuestra alimentación. Si no comemos carne que fue criada con antibióticos, indirectamente disminuimos su uso. 

Veamos estrategias específicas.

1. Reduce tu riesgo de infecciones

1.1 Vacúnate

1.2 Mantén buenos hábitos de salud para mantener a tu sistema inmune fuerte. Ya sabes: come alimentos nutritivos, haz ejercicio, duerme bien, regula tus emociones…  

1.3 Maneja los alimentos de forma segura.

seguridad en alimentos

    • Separa la carne cruda de los demás alimentos.
    • Usa cuchillos, tablas y platos separados para cocinar y preparar carne cruda y para los demás alimentos.
    • Cuece bien la carne y el pescado. Si quieres ser extra cuidadoso, revisa que su temperatura interna sea la adecuada.
    • Refrigera la comida. No dejes alimentos crudos o cocidos sin refrigerar durante más de dos horas.
    • No descongeles comida a temperatura ambiente. Descongélala al pasarla al refrigerador. Las bacterias se multiplican rápidamente en las partes de la comida que llegan a temperatura ambiente.

Más consejos sobre seguridad alimentaria

 

2. Cambia tu alimentación 

2.1 Compra carne certificada orgánica (si puedes) 

Por desgracia, la carne certificada orgánica es la única manera que podemos confiar en que no se usaron antibióticos para producir la carne –mentira, otra opción es personalmente visitar las granjas, aunque esto no es práctico para nadie–.

Cuando una granja hace la transición a producir de manera orgánica se disminuye la prevalencia de bacterias resistentes a antibióticos.20fuente, fuente, fuente, fuente 

La etiqueta “sin antibióticos” no nos dice mucho de la misma manera que “100% natural” tampoco nos dice nada. 

2.2 Come menos carne 

Comer 300 gramos de carne a la semana –el equivalente a 4-5 patas de pollo– reduce el consumo global de antibióticos en la agricultura animal en un 66%. Comer 1 kilo de carne a la semana –o 6-7 hamburguesas– lo reduce en un 22%.21fuente 

Comer menos carne no solo disminuye tu huella de antibióticos, sino también tu huella de carbono: ayuda a mitigar el calentamiento global. Doble ganancia. 

Recuerda: no tienes que ser perfecto en esto. De la misma forma que no tienes que ser perfecto para mejorar tu salud, tampoco tienes que ser perfecto para ayudar a la sociedad. Empieza con aquellos cambios que te sientas cómodo haciendo y progresa de ahí.

 

Protege los antibióticos, protege nuestra salud  

Los antibióticos, al igual que el agua potable, son un bien social. Debemos de proteger su uso. 

Con nuestras acciones diarias, por más pequeñas que sean, podemos reducir el uso de antibióticos en todo el mundo y presionar a que se hagan cambios legislativos. 

La presión del consumidor ya ha hecho que compañías como McDonald’s y Costco se comprometan a comprar carne solo de productores que no usen antibióticos de uso humano.22fuente, fuente Incluso Estados Unidos, que ocupa el segundo lugar en su empleo en agricultura animal, ha disminuido su uso en los últimos 3 años, de 15,600 toneladas en el 2015 a 11,600 toneladas en el 2018.23fuente 

Aún hay mucho por hacer. 

Como sociedad, nos debemos de preguntar: ¿estamos a favor de que productores de carne críen animales con un derrochador uso de antibióticos que promueven la creación de superbacterias que nos perjudican a todos?

¿Por qué votamos? ¿Carne barata o salud global?

 

Muchas gracias al Dr. Óscar Tamez, infectólogo pediatra, por su revisión del artículo.

 

Continúa leyendo:

 

Lee la guía de alimentación:

Únete y accede al curso gratuito de alimentación

Descubre las 5 lecciones esenciales para comer mejor sin complicarte la vida.

Si crees que el artículo puede ser útil para otros, ¡compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Las preguntas y comentarios son bienvenidos

2 comentarios en “Superbacterias y la amenaza del uso de antibióticos en la agricultura animal”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Apúntate gratis al
curso de alimentación

Descubre las 5 lecciones esenciales para comer mejor sin complicarte la vida.