La clave de la respiración: cómo la manera en que respiras afecta tu postura, movimiento y salud, y qué hacer para mejorarla

respiración

Nos hemos olvidado de respirar adecuadamente. Esto afecta nuestro desempeño físico y cómo nos sentimos. La buena noticia: mejorar tu respiración es una de cosas más sencillas que puedes hacer para mejorar tu cuerpo y salud.

Cada día respiramos alrededor de 20,000 veces.

Detrás de cada uno de estos ciclos de inhalación y exhalación se llevan a cabo un sin fin de procesos que, escondidos de nuestra vista, influyen en prácticamente todos los sistemas corporales.

La respiración es mucho más que una vía para alimentar nuestras células con oxígeno. Es un acto muscular, químico y psicológico que influye en aspectos como la postura, movimiento, atención mental, sistema nervioso, pH sanguíneo, circulación, y hasta en nuestras emociones.

Lo peculiar es que, a diferencia de otros procesos corporales automáticos, como el latido del corazón, la respiración tiene una doble naturaleza: es un proceso que ocurre fuera de nuestra percepción consciente que a su vez podemos controlar si así lo deseamos.

La capacidad de controlar conscientemente la respiración, una habilidad que no está presente en nuestros primos primates, fue uno de los factores que nos dio la capacidad de hablar y de subsecuentemente crear el lenguaje, y por ende desarrollar la civilización y cultura. Imagina, sin la capacidad humana de controlar deliberadamente la respiración nunca pudiera haber escrito estas palabras en un ordenador ni tu las pudieras estar leyendo.1fuentefuente

El problema es que nos hemos olvidado de respirar adecuadamente, un hecho que afecta nuestra salud y bienestar, muchas veces de manera imperceptible.

El lado positivo es que  respirar mejor es una de cosas más sencillas que puedes hacer por tu cuerpo y salud: no cuesta nada y no requiere mucho esfuerzo, solo necesita un poco de atención.

Para entender porqué una respiración óptima es tan importante, primero necesitamos comprender al músculo principal de la respiración: el diafragma.

 

El diafragma: un músculo olvidado y su interacción con el sistema corporal

El diafragma es como un aeropuerto internacional: conecta todo.

Este músculo es una intersección de información y sistemas que involucran a todo el cuerpo. No es un segmento aislado, sino que es una parte que interactúa con todo el sistema corporal.

Sí, es cierto que el diafragma es el músculo principal de la inhalación. Al inhalar, el diafragma se contrae, se aplana y desciende como un pistón, creando así un vacío en el tórax que obliga a que el aire entre automáticamente en los pulmones. Mientras que el diafragma desciende, el abdomen se expande. Esto resulta en una respiración diafragmática o abdominal.

En otras palabras, uno debe de sacar la panza para respirar con el diafragma. Si el abdomen no se expande al inhalar, no se está usando el diafragma.

Durante la exhalación, el diafragma regresa a su forma de domo sin esfuerzo muscular alguno, como una liga que regresa a su estado anterior después de haber sido estirada.

Pero este esfuerzo muscular diafragmático para inhalar no ocurre en aislamiento ya que todos nuestros músculos están conectados entre sí. Por ejemplo, el diafragma se une a las fibras musculares del psoas mayor (un músculo postural y el más grande de los flexores de la cadera) y el cuadrado lumbar (otro músculo postural de la zona lumbar que trabaja junto con los oblicuos).

diafragma
El diafragma visto desde abajo.

Mediante conexiones fasciales (fibras de tejido conectivo que rodean a todos los músculos), el diafragma también se une con músculos como el dorsal ancho, glúteos, suelo pélvico, transverso abdominal, oblicuos, trapecio y músculos del cuello –así es, nuestro diafragma se conecta con nuestros glúteos y espalda–.2fuente

De hecho, el diafragma es parte de lo que colectivamente conocemos como “abdomen”, por lo que juega un rol central en estabilizar y proteger a la columna (más adelante hablaremos de esto).

No solo esto, sino que el diafragma también influye en la función vascular, digestiva y linfática. Una adecuada respiración diafragmática funciona como una bomba que crea presiones rítmicas entre el tórax y el abdomen que son importantes para el movimiento de la sangre, la linfa y contenidos intestinales. Por ejemplo, el movimiento natural del diafragma mejora el retorno venoso al corazón, reduciendo el trabajo muscular de éste último. En otras palabras, una mejor respiración significa una mejor circulación.3fuente, fuente, fuente, fuente

Así como un auto no funciona óptimamente si una llanta está ponchada, por más que todas las demás partes estén en perfectas condiciones, el cuerpo no funcionará a su mejor capacidad si no usamos el diafragma para respirar.

 

¿Existe una epidemia de respiración disfuncional?

Somos una población de respiradores ineficientes, y no lo sabemos.

La mayoría de las personas respira principalmente con el pecho y los hombros, no con el diafragma.

El único estudio (que yo sepa) que ha evaluado esto observó que alrededor de 50-70% de los individuos saludables presentaban un patrón anormal de respiración.4A esto puedo sumar que al trabajar con mis clientes, he observado que respirar con el diafragma y tener un buen control sobre la respiración es la excepción, no la regla. Este patrón anormal o disfuncional significa cumplir con una o varias de las siguientes condiciones:

  • Respirar con el pecho y los hombros
  • Respirar más rápido (respirar más de 14 veces por minuto)
  • Aguantar menos tiempo la respiración
  • Presentar bajos niveles de dióxido de carbono en sangre (aspectos de los que hablaremos más adelante).

Respirar con el pecho lleva a una respiración reversa: al inhalar, el abdomen se contrae en lugar de expandirse, y al exhalar el abdomen se expande en lugar de contraerse.

Inhalar con el pecho también significa que la exhalación nunca se completa, lo que resulta en una respiración superficial en la que uno vive en un estado constante de inhalación. En otras palabras, nunca se vacían los pulmones lo suficiente. La siguiente gráfica lo muestra:

volumen aire pulmones
Observa cómo respirar con el pecho mantiene el volumen de aire en los pulmones mucho más elevado que respirar diafragmáticamente. Fuente

Y exhalar completamente es importante porque la mejor manera de llenar tus pulmones no es enfocarte en que tanto puedes inhalar, sino en que tanto puedes exhalar completamente, para que así la siguiente inhalación sea automáticamente más profunda.

Además, inhalar con el pecho trabaja innecesariamente los músculos accesorios de la inhalación (el pectoral, trapecio superior, esternocleidomastoideo, escalenos y músculos intercostales superiores).5También se consideran como músculos primarios de la inhalación, aunque se activan mucho más cuando se respira con el pecho5 Como su nombre lo indica, estos músculos son accesorios, para usarse solo en emergencias físicas.

MÚSCULOS DE LA RESPIRACIÓN

musculos de la respiración Imagen adaptada de:Recognizing and Treating Breathing Disorders: A Multidisciplinary Approach (2nd Edition). Elsevier Ltd.

musculos de la respiracionEl diafragma es responsable del 70-80% de la inhalación.

De hecho, respirar rápida y superficialmente con el pecho es parte del sistema del estrés o de la reacción de lucha huída; respirar de esta manera es necesario cuando el cuerpo requiere más oxígeno para mantenerse alerta y para usar mejor sus músculos, ya sea durante un cansado partido de fútbol o al escapar de un león en la sabana.

No es una manera de respirar las 20,000 respiraciones que hacemos durante todo el día, cada día.

Durante décadas.

No sorprende que haya repercusiones en otras partes o sistemas corporales si la respiración es anormal.

 

La respiración, tus músculos y tu postura

El Dr. Lewit, un pionero de la terapia física, afirmó que la función forma a la estructura y la estructura sirve a la función.

Un cambio prolongado en la función, como el respirar ineficientemente con el pecho, induce cambios en la estructura, como alteraciones en la postura y en los músculos accesorios de la respiración. A su vez, estos cambios estructurales promueven una respiración inadecuada, la que a su vez mantiene los cambios estructurales, formando un círculo vicioso de disfunción. 6fuente, fuente

ciruclo postura

El cambio postural más típico perpetuado por una respiración anormal (y también perpetuado por nuestros trabajos sedentarios) es aquel en el que el cuello es jalado hacia enfrente y en el que los hombros están encogidos y encorvados hacia enfrente; esto muchas veces va acompañado de una una pelvis rotada hacia delante mientras que la espalda baja se hiperextiende (arquea excesivamente). Esto se entiende mejor con una imagen:

lowercrossdrw
“La posibilidad de una respiración libre y profunda es inhibida en esta posición”. – Kolnes, 2012.

¿Te imaginas respirar 20,000 veces al día con músculos que deberían estar relajados?

Este sobreuso muscular, junto con los cambios posturales que regularmente lo acompañan, pueden contribuir al desarrollo de:

  • Puntos gatillo (“nudos”) en los músculos de los hombros y el cuello (por el sobreuso de los músculos accesorios de la respiración, particularmente escalenos y trapecio superior).
  • Dolor de cabeza crónico, en parte por los puntos gatillo en los músculos del cuello.7fuente, fuente, fuente
  • Dolor de cuello crónico, influenciado tanto por los puntos gatillo como por la rigidez y pérdida de la curvatura natural de la columna cervical.8fuente, fuente, fuente, fuente

Otra de las maneras en que una respiración anormal nos puede afectar, y que merece su propia sección, es en nuestro control abdominal y en la asociación de éste con dolor de espalda baja.

 

El diafragma como parte de tu abdomen y su relación con dolor de espalda baja

El diafragma no solo sirve para respirar, sino que también es un músculo postural que forma parte de lo que conocemos como “abdomen” y que también se encarga de estabilizar y proteger a la columna.

Para entender por qué este es el caso, primero debemos de ver a nuestro abdomen de otra manera: no como un músculo único que te da “cuadritos” o un “six-pack”, sino como una caja con un techo, con un piso y con paredes que engloban a toda tu zona media:

  • Tenemos al recto abdominal (el que te da el six-pack) en la pared frontal;
  • al transverso abdominal y los oblicuos en las paredes laterales;
  • al multífido, cuadrado lumbar, dorsal ancho y los erectores de la columna en la pared trasera;
  • el suelo pélvico en el piso;
  • y el diafragma en el techo.
cilindro abdominal
Las paredes de nuestro caja abdominal
caja abdominal copy
El techo y el piso, junto con una de las paredes. (Imagen adaptada de: Recognizing and Treating Breathing Disorders: A Multidisciplinary Approach (2nd Edition). Elsevier Ltd.)

Recuerda que el diafragma está conectado a todos los músculos de nuestra caja abdominal. Este equipo de músculos abdominales se contraen coordinadamente para estabilizar la columna mientras movemos nuestros brazos y piernas, ya sea en actividades sencillas como caminar, levantar pesas o al hacer maniobras atléticas complejas. 9fuentefuente9

Si uno no respira óptimamente, la activación coordinada del diafragma junto los otros músculos abdominales se pierde. También se disminuye la capacidad para crear presión intraabdominal, otro componente necesario para estabilizar la columna. No sorprende que personas con dolor de espalda baja y dolor sacroiliaco regularmente respiran anormalmente.10fuente, fuente, fuente, fuente

Si se busca un abdomen de acero para proteger la columna, respirar adecuadamente es un paso clave para lograrlo.

 

Respira mejor para moverte mejor

Las personas que respiran mejor, se mueven mejor.

Recordemos que respirar con el pecho puede alterar la postura. El más notorio de estos cambios posturales es el arqueo (o extensión) excesivo de la espalda baja que se acompaña de costillas “salidas” y la pelvis rotada hacia enfrente, una posición que se le conoce como postura de tijera abierta:

postura de tijera

costillas salidas
Crédito: Hockey Strength and Conditioning

Esta postura coloca al diafragma en una posición subóptima, posición evaluada mediante el concepto de zona de aposición (ZOA). La ZOA es el área del diafragma que abarca la parte del músculo con forma de domo o paracaídas, aquella que está enfrente de las últimas costillas.

Una imagen lo ilustra mejor:

ZOA o ptima
Imagen de Postural Restoration Institute™.

ZOA óptima = diafragma en forma de domo o paracaídas.
ZOA no óptima = diafragma más plano y linear.
Nota como las diferentes ZOA cambian la posición de la columna lumbar, torácica (espalda alta) y cervical.

Una ZOA no óptima impide que el diagrama trabaje eficientemente. Si el diafragma ya está plano en su posición relajada (debido a una ZOA no óptima), no se podrá aplanar más durante la inhalación. Que no se pueda aplanar más, como ocurre durante una buena respiración, significa que el diafragma no podrá completar una inhalación por sí mismo, por lo que se tendrá que recurrir a los músculos accesorios de la respiración para completarla. 11fuente 12Dato: se ha observado esta posición subóptima del diafragma en pacientes con dolor de espalda baja. fuente

Como ya vimos, una diafragma que no funciona adecuadamente también significa una menor activación de los otros músculos abdominales y una menor capacidad para crear presión intraabdominal, componentes necesarios para estabilizar la columna durante actividades físicas.

Y una columna inestable dificulta moverse eficientemente. Es como querer lanzar con fuerza una pelota mientras estás parado encima de un tronco de madera flotando en un río.

Además, debido a que los cambios posturales alteran la posición en la que descansa la pelvis, columna lumbar y torácica, también se disminuye el rango de movimiento de ciertas articulaciones, como flexión y rotación interna de cadera y flexión del hombro.

La combinación de menor movilidad en las articulaciones y menor capacidad para controlarlas se traduce en peor movimiento.

El único estudio que ha evaluado la relación entre respiración y movimiento observó que los individuos que respiraban con el pecho tenían una peor calidad de movimiento en comparación con aquellos que respiraban diafragmáticamente.13Calidad de movimiento medida mediante la prueba FMS.

El Dr. Lewit lo expresó perfectamente: si la respiración no está normalizada, ningún otro patrón de movimiento podrá estarlo. 

 

La química de la respiración

Además de ser un acto muscular, la respiración también es un acto químico.

El cuerpo no solo requiere inhalar suficiente oxígeno (O2), sino también exhalar una adecuada cantidad de dióxido de carbono (CO2).

Mediante este intercambio de gases se busca, entre muchas otras cosas, controlar el pH sanguíneo, un factor que influyen en todos los sistemas corporales. Para que todo funcione en orden, el cuerpo debe mantener un pH entre 7.35 y 7.45; salirse de estos límites trae problemas: si el pH baja (a 7.2, por ejemplo) la sangre se hace más acídica; si sube (a 7.5), se hace más alcalina.

La respiración regula el pH (o el equilibrio ácido-base) porque regula la concentración de CO2:

Más CO2 en sangre = mayor acidez (menor pH)

Menos CO2 en sangre = más alcalinidad (mayor pH)

Si uno hiperventila, como puede ocurrir cuando se respira crónicamente con el pecho, uno puede exhalar más CO2 del que se produce, con el resultado de que la sangre se vuelve más alcalina, algo conocido como alcalosis respiratoria14Datos curiosos: la concentración de CO2, no la de oxígeno, es la que impulsa la respiración. Al aguantar la respiración, por ejemplo, el impulso que sientes para inhalar no es por falta de oxígeno, sino por acumulación de CO2; tu cuerpo te está pidiendo que lo saques para prevenir que el pH disminuya más. Es por esto que aquellos que se dedican a aguantar la respiración bajo el agua se hiperventilan antes de sumergirse; la hiperventilación disminuye CO2 en sangre, alargando el tiempo antes de que aparezca la sensación de querer respirar. El peligro es que uno se puede desmayar porque no le llega suficiente O2 al cerebro.

alcalosis respiratoria

CO2
Fuente

Las personas que respiran con el pecho (puntos verdes) presentan menores niveles de CO2 en sangre (etCO2 mmHg) en comparación con aquellas que respiran diafragmáticamente (puntos azules).
Hiperventilación = EtCO2 menor a 35 mmHg
Niveles normales indicando eficiencia respiratoria =  EtCO2 entre 35-45 mmHg

Ahora, hiperventilar no es lo mismo que respirar rápidamente, pueden ir de la mano pero no son lo mismo. Hiperventilar significa respirar más aire del que el cuerpo necesita. Es posible mantener un estado crónico de hiperventilación sin respirar más rápido. Esto se puede lograr al ocasionalmente suspirar o al hacer una inhalación profunda. Esto muchas veces hace difícil la detección de hiperventiladores.

Uno de los efectos de la alcalosis respiratoria es que los vasos sanguíneos se contraen más de lo normal, por lo que menos sangre (y, por tanto, menos oxígeno) llega al cerebro. Se estima que el flujo sanguíneo al cerebro se disminuye en un 20% cuando el CO2 se reduce a menos de 35 mmHg (recuerda: niveles normales son 35-45 mmHg). Esto puede ocasionar fatiga mental, mareos ocasionales y dificultad para concentrarse.15fuente

Otro efecto negativo de la alcalosis respiratoria es que si la sangre es más alcalina, el oxígeno se aferra a los glóbulos rojos y no se puede liberar tan fácilmente hacia los tejidos, algo conocido como el efecto Bohr. Hay un doble golpe de la alcalosis respiratoria = menos sangre llega a los tejidos, y de la que llega, menos oxígeno puede liberarse para ser usado.

Una consecuencia más es que los músculos son más propensos a tensionarse, fatigarse, a tener calambres y a desarrollar puntos gatillo (“nudos”). Los músculos se pueden tensar no solo por causas mecánicas, como los cambios en postura que ya discutimos, sino también por causas químicas.16fuente, fuente, fuente

La hiperventilación crónica también conduce a una menor tolerancia al ejercicio, incrementando la posibilidad de cansarse rápidamente y sentir que “falta el aire”.

Todos estos efectos tal vez explican porque regularmente se observa que personas con mala calidad de movimiento, dolor de cuello, dolor de espalda y fibromialgia tienen menos CO2 en sangre (por hiperventilar).17fuente, fuente, fuente, fuente

Hasta ahora hemos visto como una respiración ineficiente puede influir en la postura, estabilidad de columna, calidad de movimiento, tolerancia al ejercicio, circulación sanguínea, y atención mental.

El último punto a conocer es la conexión entre la respiración y nuestras emociones.

 

La conexión emocional

Durante la Guerra Civil de Estados Unidos, el médico J. DaCosta observó 300 casos de soldados que padecían una condición misteriosa que los obligó a retirarse de su servicio militar.  Los soldados no podían mantener el ritmo de sus camaradas: sentían que les faltaba aire, se mareaban, tenían dolor de cabeza, se fatigaban al esforzarse y tenían dolor en el pecho. DaCosta nombró a está rara condición “corazón irritable”, a pesar de que los soldados no presentaban ninguna enfermedad cardiaca.18fuente

Otro médico, el Dr. Lewis, observó los mismos síntomas descritos por DaCosta en cientos de soldados durante la Primera Guerra Mundial, aunque él le llamó a la condición “corazón de soldado”.

A pesar de sus observaciones, tanto Lewis como DaCosta reconocieron que los síntomas también eran muy comunes en pacientes sedentarios que veían en su práctica privada.

No fue hasta 1938 que se reportó que los síntomas del “corazón de soldado” se debían a estados de estrés y ansiedad crónicos que conducían al individuo a hiperventilar y a la resultante alcalosis respiratoria.

Para aliviar los síntomas se descubrió que solo se necesitaba inhalar más dióxido de carbono. De aquí viene el uso de respirar en una bolsa de papel cuando uno tiene un ataque de ansiedad o pánico, para inhalar más CO2 y normalizar el pH.

tumblr m6wusg6ppI1rziwwco1 400

Como ya vimos, hiperventilar, como puede ocurrir al respirar con el pecho, es una respuesta natural ante un estresor físico que hace que nuestros músculos y cerebro requieran más oxígeno, como al levantar algo pesado del piso o correr escapando de un ladrón.

El problema es que en el estilo de vida actual hemos cambiado los estresores físicos del pasado por estresores mentales. Nos estresamos por el trabajo, por dinero, por nuestra apariencia física, por el tráfico, por nuestras relaciones personales o por lo que vemos en redes sociales.

Cuando nos sentimos estresados o ansiosos, respiramos más rápidamente, a pesar de que no haya una necesidad fisiológica de más oxígeno. A su vez, al respirar de esta manera nos sentimos aún más estresados o ansiosos, formando un círculo vicioso.

circulo estres

Si emociones como estrés o ansiedad se vuelven habituales, una respiración ineficiente también se vuelve habitual. No sorprende que los soldados descritos por DaCosta y Lewis, al estar en un ambiente tan estresante como la guerra, hayan hiperventilado crónicamente y experimentando los síntomas de la alcalosis respiratoria.

Esto es porque, además de ser un componente del sistema del estrés, la respiración también es un acto de expresión emocional. Cambiamos nuestra respiración en respuesta a lo que sentimos, como lo demuestra la siguiente imagen:

emociones
Distintos patrones de respiración presentes al experimentar diferentes emociones. Fuente

Las personas que presentan ansiedad, que batallan para lidiar con los estreses de la vida diaria o que suprimen sentimientos de enojo regularmente son hiperventiladores. Lo mismo se observa en aquellas personas que se preocupan demasiado u obsesionan por su cuerpo.19fuente

En corto, si nuestro ambiente emocional es errático durante el día, nuestra respiración también lo será. Y probablemente será acompañada de algunas de las consecuencias que he mencionado a lo largo del artículo: “nudos” y dolor muscular, fatiga, movimiento ineficiente…

 

Pero… ¿por qué empezamos a respirar ineficientemente?

Dado que la respiración es un acto en el que intersectan rasgos mecánicos, químicos y psicosociales, la causa de una respiración disfuncional puede venir de varios lados.

Analizarlas va más allá del alcance de este artículo, aunque podemos mencionar algunas que predominan en el estilo de vida moderno:

  1. Vivir sentados: pasar mucho tiempo encorvados en una silla hace que una respiración diafragmática sea mecánicamente difícil.
  2. Sumir la panza es más “estético”: para verse atractivo, uno debe sumir la panza y sacar el pecho. Sí, tensionar el abdomen da una apariencia más delgada, pero un abdomen tenso restringe su expansión, y por tanto, una respiración diafragmática. Este “problema” estético se arregla al respirar con el pecho.
  3. Estrés mental y ansiedad: cuando uno se siente estresado o ansioso, respira más rápidamente con el pecho, lo que a su vez lo puede hacer sentir más estresado y ansioso.
  4. Emociones suprimidas: culturamente se nos ha enseñado que expresar nuestras emociones es un signo de debilidad.  Dado que respirar es emocionalmente expresivo, suprimir emociones es suprimir una respiración diafragmática. Como vimos arriba, las personas que suprimen su enojo regularmente son hiperventiladores.
  5. Debilidad diafragmática: el diagrama es como cualquier otro músculo: si no se usa, se atrofia y se hace débil. Si uno se habitúa a respirar sin el diafragma desde pequeño, es probable que el músculo esté débil una vez que haya llegado a la edad adulta.
  6. Hábito: un patrón de respiración alterado, sin importar su causa, se puede mantener por nada más que el hábito de hacerlo. Después de todo, podemos respirar ineficientemente sin notar efectos adversos… al menos durante algunos años.

Mientras que podemos especular, tratar de saber exactamente la causa de una respiración disfuncional es un callejón sin salida. Lo que más importa no es saber cómo se llegó a tal respiración, sino lo que se puede hacer para recuperar un patrón de respiración diafragmático.

Lo interesante es que la cura para una respiración ineficiente (y sus consecuencias) es la misma respiración. Un patrón adecuado de respiración, al igual que hacer un sentadilla, puede ser entrenado y reaprendido.

Al controlar y mejorar la respiración podremos influir positivamente en nuestra fisiología. Lograrlo significa mejor movimiento, más músculo, más fuerza, más condición física, menos dolor, menos estrés, menos ansiedad y, a fin de cuentas, mejor salud.

Pero me estoy adelantando, eso veremos en la parte 2, así como maneras de entrenar y mejorar la respiración.

 

Continúa leyendo:

 

Lee la guía de entrenamiento:

Únete y accede al curso gratuito de alimentación

Descubre las 5 lecciones esenciales para comer mejor sin complicarte la vida.

Si crees que el artículo puede ser útil para otros, ¡compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Las preguntas y comentarios son bienvenidos

14 comentarios en “La clave de la respiración: cómo la manera en que respiras afecta tu postura, movimiento y salud, y qué hacer para mejorarla”

  1. Realmente muy bueno tu post sobre la respiración. No lo había visto explicado de forma tan produnda y didáctica. Te felicito y espero impaciente la segunda parte. También te felicito por tu blog que he descubierto hace poco pero que leo con mucho interés cada vez que publicas un nuevo post.

    Gracias!!

  2. Excelente artículo Guillermo!
    identificó en mi uno o dos síntomas de respiración deficiente de los que nombras.así que
    quedo ansioso a la espera de la segunda parte.jaja.un abrazo.

  3. Buenísimo, magnífico.

    Aquí un afectado por no saber respirar de la manera correcta. Se me hará larga la espera para el segundo artículo.

    Además llevo unos meses intentando hacer ejercicios para corregir la postura de la «tijera abierta», el cambio de momento no lo estoy notando pero supongo que es algo a largo plazo.
    Estoy siguiendo este video: https://www.youtube.com/watch?v=K-CrEi0ymMg

    1. Hola, Antonio.

      Creo que (casi) todos hemos sido afectados por una respiración ineficiente (yo incluido).

      Para corregir la postura de la «tijera abierta», considero que antes de hacer cualquier tipo de estiramiento o ejercicio similar, se debe de abordar la respiración. Empíricamente, he notado que eso arregla muchos problemas y, en algunos casos, hace a ciertos estiramientos innecesarios.

  4. Los abdominales hipopresivos son de lo mejor para trabajar bien el diafragma, mejorar la respiración, proteger la espalda, hernias de hiato, incontinencia urinaria. Hace ocho meses que los hago y mi espalda ha mejorado mucho así como los mareos que tenía al respirar con el pecho. Los recomiendo a todo el mundo

  5. es una pena que pongas el video en un idioma que no es el español cuando todo el articulo si lo esta. por lo demás muy bueno .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Apúntate gratis al
curso de alimentación

Descubre las 5 lecciones esenciales para comer mejor sin complicarte la vida.