Una frase que obstaculiza tus metas (y dos mejores sustitutos)

Pensar en lo que "debes" y "tienes que" hacer para mejorar tu cuerpo y salud juega en tu contra. Hay dos frases alternativas que se sienten mejor y que dan mejores resultados.
debo y tengo que

La manera en la que piensas y te expresas influye en nuestra fisiología y en nuestras acciones. Esto es un hecho.

Dos frases que juegan en nuestra contra son el “debo” y el “tengo que”, frases como:

  • Uh, debo de comer verduras.
  • No debo de comer pastel. 
  • Tengo que hacer ejercicio.

Pensar en “debo” y “tengo que” nos pueden ayudar a comenzar, pero rara vez nos ayudan a mantener hábitos durante años.

¿Por qué?

Por dos razones.

Por un lado, el “debo” y “tengo que” implican reglas y estándares (usualmente demasiado exigentes) que se deben de seguir, sí o sí. Al no seguirlas (como eventualmente sucede) sentimos que estamos haciendo las cosas “mal” o que hemos fracasado. Caemos en el autocastigo y la culpa, lo que a su vez nos obstaculiza mejorar. 

Por otro lado, “debo” y “tengo que” implican una obligación, una carga, algo que cuesta o disgusta. No se ven como acciones que valoras o que disfrutas. Por ejemplo, no dices “debo de ir al cine” o “tengo que ir de vacaciones”. No lo dices, porque quieres hacer estas cosas.

La solución: usa el lenguaje a tu favor al probar las siguientes dos frases.

Elimina los “debo” y los “tengo que”, mejor usa estas dos frases

1. Quiero…

Decir “quiero” implica que haces algo por decisión propia, no por obligación. 

Tú quieres mejorar tu cuerpo, tu salud y tu estilo de vida. 

Tú quieres alimentarte saludablemente. 

Tú quieres hacer ejercicio.

Por estás aquí leyendo esto.

Cuando abordamos el proceso de mejorar nuestro cuerpo y salud con una mentalidad de querer y no de deber, no solo el camino es más agradable, sino que también obtenemos mejores resultados y los mantenemos. 1Esto es por los diferentes tipos de motivación que “quiero” y “debo” representan. No toda la motivación es la misma. Puedes leer más sobre ello aquí.

2. Tengo la oportunidad de…

Si decirte “quiero” se siente forzado o no natural, hay otra frase con la que puedes experimentar: “tengo la oportunidad de…”

Cuidar de tu cuerpo y salud es una oportunidad de la que gozas. 

Tienes la oportunidad de comer alimentos saludables. 

Tienes la oportunidad de hacer ejercicio.

Eso es un privilegio, aprovéchalo. Millones de personas no tienen la misma oportunidad.

Expresarte con “tengo la oportunidad de” representa gratitud, lo que a su vez facilita mejorar tus hábitos.2fuente, fuente

Una objeción común

Algunas personas dirían que los “debo” y “tengo que” les ayudan a esforzarse más y ser más consistentes.

Mi pregunta en estos casos sería: 

  • ¿Qué resultados estás teniendo al operar bajo “debes”?
  • ¿Cómo te sientes cuando no cumples con lo que “debes” o “tienes que” hacer?
  • ¿Hay otra manera de lograr la consistencia y esfuerzo que buscas?

La mayoría de las veces descubrimos que los costos de usar “debo” y “tengo que” son mayores que los beneficios.

Las palabras importan

Presta atención a cómo te expresas ante ante ti mismo y los demás en cuestiones de alimentación, ejercicio y salud.

Si te notas diciendo “debo” y “tengo que”, experimenta con “quiero” y “tengo la oportunidad de” y ve qué sucede.

Únete y accede al curso gratuito de alimentación

Descubre las 5 lecciones esenciales para comer mejor sin complicarte la vida.

Si crees que el artículo puede ser útil para otros, ¡compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Las preguntas y comentarios son bienvenidos

2 comentarios en “Una frase que obstaculiza tus metas (y dos mejores sustitutos)”

  1. María Campolonghi

    Estoy leyendo todo lo que vas enviando y me recuerda lo que quiero. Y es una excelente oportunidad para reforzar pensamientos y elegir las decisiones más efectivas para el logro de los objetivos. A veces, me cuesta sostener estas decisiones. Y como mencionaste en algún momento, esto no es lineal. Y acá es importante lo que nos decimos, para no caer en maltratos.
    Buena semana y muchas gracias
    María

    1. Hola María,

      A veces tenemos que repasar los mismos conceptos una y otra vez hasta que se nos queden “grabados”. Así cómo tenemos hábitos de alimentación y ejercicio, también tenemos hábitos de mente que se mejoran con la frecuente repetición.

      Buena semana a ti también. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Apúntate gratis al
curso de alimentación

Descubre las 5 lecciones esenciales para comer mejor sin complicarte la vida.